Caretas de soldar con respirador. ¿Cómo funcionan?

La soldadura es uno de los trabajos más peligrosos a los que se pueden exponer las personas, ya que a la hora de soldar nos exponemos a rayos UV, calor y chispas. Otro factor peligroso es inhalar los humos y los gases que desprende el trabajo de la soldadura. Aunque estos humos no hacen daño en el momento, a largo plazo pueden resultar un peligro para la salud. La careta de protección del soldador es una herramienta esencial a la hora de realizar la soldadura. Nos protege los ojos y el rostro de las chispas y nos ayuda a realizar el trabajo de forma mucho más eficaz. Pero en muchas ocasiones los trabajadores se pierden ante la gran variedad de caretas que hay y la variedad de atributos que estas pueden tener.

Para escoger correctamente la careta de protección para soldar es fundamental tener en cuenta el tipo de trabajo que realizaremos y el ambiente en el que nos encontraremos a la hora de realizar el trabajo. Es importante darse cuenta de los riesgos y peligros que corremos cuando soldamos. A la hora de protegernos de estos peligros podemos contar con una careta de mano. La careta de mano es aquella que sujetamos con la mano yes la más tradicional de todas. No es la mejor careta que podemos utilizar, pero es de las más baratas que podemos adquirir. Los materiales de los que están hechas estas caretas son poliamida y fibra de vidrio.

La careta electrónica es una opción mucho mejor si no queremos estar quitándonos y poniéndonos la careta cada dos por tres a la hora de verificar el resultado del trabajo. Se trata de una careta que tiene sensibilidad a la luz y cuando paramos de soldar nos permite ver. A la hora de comenzar la soldadura, la careta electrónica, que tiene unas células fotosensibles incorporadas, se oscurece para proteger nuestra vista de los rayos UV. Cuando dejamos de soldar, la pantalla de soldadura cambia a la luz natural poco a poco permitiéndonos ver.

La careta con respirador es la mejor opción si lo que quieres es evitar es respirar todo el polvo, los gases tóxicos y humos metálicos que se desprenden a la hora de soldar. Esta careta, además, aporta la misma productividad que la electrónica, ya que no necesitaremos quitárnosla para verificar como va saliendo el trabajo. Otra gran ventaja de estas caretas es la gran comodidad que aporta, ya que no tendrás que interrumpir tu trabajo para reajustarla o volver a colocártela además de respirar mucho mejor y con más facilidad.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies