¿Qué es la soldadura por plasma?

La soldadura por arco plasma, también conocida como la soldadura PAW (Plasma Arc Welding) consiste en un proceso mediante el cual un flujo de gas se calienta mediante un arco eléctrico hasta llegar a una temperatura en la que se produce la ionización y disociación del gas. Esta soldadura funciona con los mismos principios y con un arco similar al de la soldadura TIG. La diferencia entre la soldadura TIG y la soldadura PAW, es que durante la soldadura de plasma podemos separar el arco de plasma del gas de protección. En este post te hablaremos sobre esta soldadura, las ventajas que tiene y las aplicaciones que tiene.

Después de separar el arco de plasma de gas, el plasma es absorbido por una boquilla de cobre con un tamaño pequeño, el plasma sale del agujero pequeño con gran rapidez y a una temperatura muy alta. Es una técnica de soldadura mucho más novedosa y avanzada que la soldadura de tungsteno. Cuando soldamos con plasma el trabajo será mucho más productivo y rápido. Por lo tanto, entre el electrodo y el metal se forma una energía que sirve para ionizar. A la hora de soldar por plasma se emplea un gas, normalmente argón, que se convierte en estado plasmático mediante un orificio que presiona el paso del gas haciendo que este circule de forma más veloz. Este material puede llegar a alcanzar una temperatura de hasta 30.000ºC.

Ventajas y tipos de la soldadura por plasma

La soldadura por plasma se utiliza principalmente para trabajos en los que queremos conseguir alta calidad, como, por ejemplo, en sectores de construcción aeroespacial, en industrias de procesos químicos, petroleras, etc. En estos sectores es esencial una soldadura que no contamine el metal, que no deje restos de metal, rebabas o escoria y la soldadura por plasma es justo la que consigue estos resultados tan buenos. Además, mediante la soldadura por plasma podemos soldar los mismos metales que se sueldan con tungsteno y también otros metales delgados.

La soldadura por plasma se puede clasificar en tres:

  • soldadura microplasma
  • medioplasma
  • soldadura keyhole

La soldadura microplasma es una soldadura con corrientes de soldadura desde los 0.1 amperios hasta 20 amperios. La soldadura medioplasma se realiza con una corriente de 20 amperios hasta 100. Por último, la soldadura keyhole es una que suelda con una corriente de más de 100 amperios.

La soldadura por plasma, además, es un proceso compuesto por varios elementos que nos ayudan a conseguir un proyecto más eficiente: los gases, el electrodo de tungsteno (el elemento más importante en esta soldadura), el metal base, el depósito de gas, la fuente de poder y el metal de aporte. Los gases que se utilizan, en primer lugar, suelen ser el argón y el helio.

El metal base que necesitamos para realizar la soldadura por plasma puede ser cualquier metal comercial e incluso aleaciones de metales. El metal de aporte no siempre es necesario para soldar por plasma. El depósito de gas de la soldadura por plasma puede estar hecho por cerámica o de un metal resistente.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies