Tipos de soldadura y sus diferentes métodos

A lo largo de la historia el ser humano ha ido creando, construyendo, inventando y diseñando nuevos descubrimientos y herramientas que nos hacen la vida más fácil. Los soldadores son una de estas herramientas que hacen nuestra vida más fácil.

El origen de la soldadura

El deseo de la humanidad de salir hacia delante y avanzar ha llevado a la fabricación de herramientas como el soldador. Gracias a la forja (la manipulación de los metales para unirlos y crear algo más fuerte y con características y propiedades diferentes) se ha creado esta herramienta. Uno de los motivos de la invención del soldador es la necesidad de construir armas, pero también la creación de joyas. Esta es, una de las tendencias más fuertes en estos momentos. Está demostrado que la soldadura ya existía en la época de los egipcios y los romanos.

Funcionamiento y usos de un soldador

Hay una gran variedad de soldadores y cada uno tiene un uso particular y propio de diversos sectores (sector de la electrónica, la joyería, la artesanía, etc.). El soldador es una herramienta diseñada para unir varios metales creando una pieza nueva. Aunque generalmente el soldador se utilice para metales, también es muy común su uso para termoplásticos. Sin embargo, en ambos casos el soldador hace una función de coalescencia, con el fin de lograr un material mucho mejor. En cualquier caso, todos los soldadores requieren de una fuente de energía para funcionar.

Soldaduras de arco

La soldadura de arco es una de las más típicas actualmente. Este aparato eléctrico (que funciona mediante la electricidad) forma un arco eléctrico entre el metal que vamos a soldar y el electrodo, formando, de esta manera, la fusión. Los soldadores de arco pueden funcionar de forma manual con electrodos de acero, mediante soldadura de gas de arco metálico o de gas de metal inerte (MIG). La soldadura de arco de núcleo fundente trabaja mediante un electrodo de acero relleno de un material en polvo que provoca una especie de gas de blindaje cuando se quema. También podemos encontrar la soldadura de arco de gas de tungsteno y la de arco sumergido.

Soldaduras de estaño

La soldadura de estaño es la más adecuada si lo que queremos es soldar en el sector de la electrónica. Se trata de una soldadura que tiene una gran precisión en trabajos delicados, reparaciones pequeñas, con piezas de un tamaño inferior. Este soldador funciona mediante una punta recubierta de cobre que al calentarse se activa. Lo recomendable es utilizar un soldador de este tipo con un mango aislante y trabajar de forma segura.

Soldadura de gas y láser

Si lo que quieres es soldar materiales metálicos como el cobre o el aluminio necesitarás utilizar una herramienta de soldar a gas. El gas circula por medio de un tubo hacia el soplete y gracias a la fricción se consigue una llama que funde el material. Mediante la soldadura de gas podemos trabajar, materiales como el acero, el zinc, el estaño, el cobre y el bronce. La soldadura láser funciona calentando y presionando la zona.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies