Cómo seleccionar el electrodo adecuado para soldar

El electrodo puede ser consumible o no consumible, según el proceso de soldadura que estemos realizando. En este post te daremos algunas claves para escoger mejor los electrodos, para, de esta forma, conseguir una soldadura perfecta. 

¿Qué deberíamos tener en cuenta a la hora de escoger el electrodo adecuado?

El material a soldar, el grosor de los materiales, la dureza y resistencia que queremos conseguir mediante la soldadura, el tipo de máquina que utilizaremos para soldar, la potencia eléctrica que utilizaremos y sobre todo las habilidades que el trabajador tiene para soldar. Estos son algunos de los factores de los que hablaremos a continuación. Cada tipo de metal que se utiliza para soldar tiene ciertos rasgos y características que determinarán la elección del electrodo.  

Si soldamos acero dulce, es decir, hierro, podremos escoger cualquier electrodo que queramos para soldar, ya que este material no necesita ningún electrodo en especial para conseguir un buen resultado. Podemos utilizar electrodos de rutilo, básicos o de acero inoxidable si queremos. Para soldar los aceros con aleaciones será necesario escoger un electrodo básico o inoxidable, ya que este material tiene un alto porcentaje de carbono y normalmente se trata este metal térmicamente para darle un plus de resistencia al metal y a la soldadura. En cuanto a soldar el acero inoxidable, lo más recomendable será utilizar electrodos de acero inoxidable. 

A la hora de soldar utilizaremos, además, materiales con un espesor determinado. Para aquellas soldaduras con poco grosor podemos utilizar electrodos más finos, de 1.6 mm de diámetro. Para metales más toscos podemos utilizar un electrodo de 2.5 mm, de 3.25 mm e incluso de 4 mm de grosor. Otro factor muy importante a tener en cuenta a la hora de escoger el electrodo de soldadura adecuado es el esfuerzo que tendrá que soportar la unión. Si no necesitamos una soldadura resistente podremos simplemente utilizar electrodos de rutilo, un producto muy utilizado en herrería para puertas, rejas y similares. El rutilo aporta flexibilidad, por eso se utiliza para estos trabajos. Pero para soldaduras en las que necesitamos más resistencia y dureza será necesario utilizar los electrodos básicos. 

El equipo con el que vamos a soldar también influye en nuestra elección del electrodo adecuado. Normalmente los equipos suelen trabajar con una gran variedad de electrodos, sin embargo, hay modelos especiales que solamente trabajan con ciertos electrodos específicos. La potencia que vamos a utilizar es otro factor limitante. Cuando trabajamos con un electrodo grueso, la máquina tendrá que trabajar con más potencia. Si hay un exceso de consumo podrías sobrecalentar la red eléctrica. Por lo tanto, debes escoger los electrodos según los vatios que consumirás. Si vas a utilizar 3000 vatios, necesitarás un electrodo con un grosor superior a 2.5 mm. 

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies