Como tratar el acero inoxidable

Es muy importante adaptar el trabajo a nuestras necesidades y disponer de una máquina de soldadura que dé un buen rendimiento y nos permita trabajar con las mejores condiciones. En muchas ocasiones aparecen manchas en el acero inoxidable que estropean la calidad del acabado. En este artículo te contamos como puedes mejorar la calidad del acabado y eliminar esas manchas con la ayuda de 3 productos especiales.

Cómo eliminar manchas 

Eliminar manchas de acero inoxidable que se producen cuando exponemos este material a una temperatura muy alta es muy habitual mediante el método del desbaste o el decapado químico. Gracias al decapado químico, podremos garantizar la limpieza del acero inoxidable sin estropear la base del acero. La primera parte, antes de ponernos a limpiar las manchas de acero, es desengrasar y limpiar la zona. Es esencial no contaminar el metal durante el tratamiento térmico.

Necesitaremos un químico para desengrasar la zona antes de llegar a tratar la mancha de acero inoxidable. Es muy importante desengrasar la zona y evitar que haya restos de polvo o aceite, ya que estos pueden ensuciar el metal durante el trabajo de soldadura. Podemos utilizar este producto varias veces durante el proceso para asegurarnos de que está limpio en caso de un procesamiento térmico más. Para utilizar este producto necesitamos mezclarlo con el 50% agua y verterlo sobre la superficie. Dejamos actuar unos minutos y limpiamos con agua. Es muy importante no exponer la superficie tratada a la luz solar.

El decapado

El decapado es el siguiente caso y es empleado para eliminar los óxidos que sobran después de soldar. Se trata de eliminar la capa superficial que queda después del tratamiento térmico. Después de desengrasar la superficie, aplicamos una capa de decapante. Dejamos que el producto actúe unos 30 minutos aproximadamente (el tiempo variará según el tipo de acero que estemos trabajando). Después de dejar el producto media hora para que actúe retiramos ese gel o pasta con agua limpia. Es importante tener en cuenta que no se trata de limpiar la soldadura, sino también de devolver la propiedad inoxidable del metal. Tampoco deberíamos exponer el metal al sol o a otros agentes del ambiente tras utilizar este producto.

El último paso para la eliminación de las manchas de acero inoxidable es aplicar el producto químico pasivante. Es muy importante realizar este paso bien si lo que queremos es restaurar la calidad del acero inoxidable. Aplicamos el producto al metal y dejamos que este actúe desde unos 20 hasta unos 60 minutos. Realmente no hay un tiempo establecido con exactitud. Después de dejar actuar el producto debemos retirarlo con agua limpia. Al igual que en los pasos anteriores, no deberíamos exponer el producto a la luz natural o al sol. En esta última fase de restauración arreglamos la calidad de la capa de cromo para que esta siga protegiendo el metal.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies