Consejos para elegir una mesa de soldar

Como en todos los trabajos, tener una buena mesa de soldar es imprescindible para poder trabajar cómodamente y de forma eficaz.

Los elementos de sujeción son muy importantes en todas las tareas de soldar y aunque hay una gran variedad de mesas por las que podemos optar, sin embargo, no todos los elementos de sujeción sirven para todas las tareas. Además, no existen las mesas de soldadura universales, las hay de muchos tipos y funciones. En este artículo te aconsejaremos sobre cuál elegir según tus necesidades.

Mesas para soldar fijas

La gama de mesas para soldar que existe en el mercado es tan variada como las diversas necesidades que pueden tener los usuarios. Sin embargo, podemos clasificar las mesas de soldadura en dos categorías: fijas y articuladas. Y cada una cumple unas funciones adaptadas al trabajo que desempeñamos. Las mesas fijas son aquellas cuya superficie es sólida e inamovible, apta para aquellos trabajos en los que necesitamos crear ángulos.

Mesas fijas y lisas

Dentro de las mesas de soldar fijas podemos encontrar las lisas, con una superficie sin ranuras. Son las mejores mesas para realizar trabajos simples. A la mesa fija y lisa podemos añadir diversos elementos de sujeción de los que en otro post hablaremos. Este tipo de mesa es rectangular y recubierta de chapa. Normalmente tiene otra superficie inferior destinada a guardar otras herramientas.

Mesas fijas cribadas o reticuladas

Las mesas de soldadura cribadas o reticuladas se parecen a las lisas por su forma rectangular, sin embargo, esta mesa contiene además agujeros en los que podemos fijar otras herramientas como escuadras o reglas que nos ayuden a posicionar las piezas que soldamos. Son mesas con una buena dureza que aguantan la corrosión.

Mesas fijas ranuradas

Las mesas ranuradas cuentan con ranuras y agujeros posicionados a la misma distancia que nos permiten introducir otros elementos de sujeción con la ayuda de los tornillos. Esta mesa es perfecta para aquellos trabajos en los que necesitamos gran precisión y donde lo importante es evitar que las piezas se muevan.

Mesas para soldar articuladas

Las mesas para soldar articuladas son aquellas que además de poseer las características mencionadas anteriormente, también nos permiten mover la mesa y colocarla en la posición que queramos, con el fin de alcanzar lugares difíciles. Dentro de las mesas articuladas podemos encontrar muchos tipos: rotativas, inclinables, y regulables. Estos tres modelos aportan mucha libertad en el trabajo, pero su uso es diferente para cada trabajo.

Mesas articuladas inclinables y rotativas

Las mesas para soldar articuladas e inclinables son aquellas que giran sobre su eje para poder mover las piezas de la forma que queramos a la hora de soldar. Es una mesa perfecta para trabajos más complejos en los que llegar a los diversos recovecos es más complicado. No es una mesa imprescindible, pero en la mayoría de los casos es práctica. Las rotativas tienen un plato divisor para un movimiento radial con mucha más facilidad.

Mesas articulada en altura

Por último, las mesas articuladas en altura son perfectas para juntar piezas que se unen verticalmente. Este tipo de mesa podemos levantarla en altura, girarla, inclinarla, etc.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies