Soldadura del hierro fundido

La soldadura del hierro fundido es una técnica de soldadura que no suele realizarse de forma muy frecuente o común, debido a que es una técnica que lleva cierta precisión y complejidad. Pero hay ocasiones en las que no hay otra posibilidad y es necesario soldar. En este post te explicaremos las principales claves de la soldadura del hierro fundido.

La soldadura del hierro fundido es una técnica que no está siempre al alcance de todos los soldadores y menos aún de los que solamente tienen algunos conocimientos básicos. Es muy importante, para realizar esta tarea, disponer de unas herramientas adecuadas, de experiencia en la técnica, comprender bien el proceso de soldadura y además disponer de un equipo de soldadura que esté a la altura y que de la talla a la hora de realizar este trabajo.

Soldadura de hierro fundido en caliente

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el hierro no siempre es el mismo material con los mismos componentes, sino que puede tener varias composiciones según el contenido de carbono, que puede ser hasta diez veces superior al acero. Es por este motivo que no todos los hierros se pueden soldar o al menos, no todos nos pueden aportar los mismos resultados. Y si queremos un trabajo de calidad, debemos tener en cuenta esto. Si vamos a soldar la pieza en caliente lo primero que debemos hacer es precalentarla para que alcance una temperatura de entre 400 y 650º C.

Esta técnica se realiza para que el hierro no quede demasiado reforzado o para que no se debilite, ya que calentamos el material poco a poco. No obstante, cuando soldamos precalentando nos arriesgamos a que el material se perfore o desprenda de la parte del metal fundido y esto ocurre cuando no soldamos en horizontal. En la soldadura con hierro fundido precalentado tenemos que tener cuidado con la posición en la que la situamos. Cuando el cordón esté finalizado debemos dejar que se enfríe solo, sin forzar un enfriamiento repentino. Si aplicamos algo de calor y dejamos que el cordón se enfríe aún más lento, conseguiremos un resultado mucho más reforzado, eliminaremos la posibilidad de que se hagan rajas y tendremos un resultado mejorado.

Soldadura de hierro fundido en frío

La soldadura en frío es un método algo distinto al de hierro fundido y para realizar este proceso necesitaremos una aportación de alambre como la que se utiliza en la soldadura TIG o MIG. Es una técnica que se suele utilizar en la soldadura en posición o para soldar una pieza sin desmontar. Se trata de un trabajo en el que hay que ser bastante habilidoso, ya que se requiere un gran control de la temperatura, de que esta no suba demasiado y se estropee el cordón de soldadura.

Si no controlamos la temperatura durante la soldadura en frío es muy probable que se produzcan pequeñas grietas en la soldadura. En este caso será necesario añadir algunos materiales extra para hacer que la soldadura sea impermeable.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies