Soldadura por fricción

Dentro de la variedad de soldaduras que se pueden realizar está la soldadura por fricción, una técnica que se puede aplicar tanto para soldar piezas nuevas como para reparar piezas estropeadas. Además, la soldadura por fricción se puede realizar de varias maneras:

  • la soldadura rotativa
  • la lineal
  • la de agitación

En este post te hablaremos sobre el funcionamiento y las aplicaciones de este tipo de soldadura de estado sólido.

La soldadura por fricción, como antes hemos mencionado, es un tipo de soldadura de estado sólido, ya que a la hora de soldar lo hacemos mediante la fricción, calentando el material hasta llevarlo a un estado plástico. Por lo tanto, en la soldadura por fricción no calentamos los materiales con una fuente de calor externo, sino que se realiza al frotar. Dentro de las tres variantes de soldadura por fricción la rotativa la podemos utilizar para soldar piezas redondeadas o simétricas, mientras que para piezas asimétricas necesitaremos soldar con la soldadura por fricción lineal.

Ventajas de la soldadura por fricción

La soldadura por fricción de agitación suele utilizarse, en cabio, para realizar otros trabajos lineales largos y para trabajar con metales más blandos como el aluminio, el cobre y el magnesio. Se trata de un proceso ideal para artesanos, ya que les permite trabajar por mucho tiempo, de forma más ecológica y controlando mejor el trabajo. Dentro de las aplicaciones de la soldadura por fricción podemos encontrar grandes ventajas y la primera es que podemos soldar diversos materiales sin importar su forma o la calidad de los mismos. Es decir, no necesitamos tener las mismas formas y calidad en las piezas y esto nos ayudará a ahorrar.

La segunda ventaja es que la soldadura por fricción es hermética, por lo que, no habrá vacíos, sean cuales sean los materiales. Cualquier proyecto realizado con la soldadura por fricción tendrá unos acabados de buena calidad y conseguiremos una resistencia y durabilidad mucho mayor comparando con otras técnicas. Además, esta clase de soldadura es muy económica, ya que a la hora de realizarla no tendremos gastos extra y no necesitaremos otros materiales. Los acabados de los proyectos con soldadura por fricción serán de más calidad, ya que no se quedarán residuos en la zona de soldadura. Por lo tanto, la soldadura por fricción es una modalidad muy interesante para trabajos creativos de diseñadores o artistas.

La soldadura por fricción rotativa crea una unión muy homogénea sin utilizar materiales extra, fundentes o gases. Es un proceso que se controla con ayuda de una máquina y que se puede repetir garantizando la calidad. Otras técnicas de soldadura por fricción que podemos aplicar para realizar nuestros proyectos son la soldadura por fricción orbital, la FSW o la fricción-agitación. No obstante, en la mayoría de estas modalidades tenemos que aplicar la misma técnica de soldadura: una pieza se coloca en un mandril giratorio (que funciona por medio de un motor) y la otra pieza se mantiene fija. En la soldadura por fricción aplicamos fuerza sobre la pieza que se queda fija y se crea una fricción sobre la pieza que gira.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies