Soldadura por punto

En la soldadura por puntos, se calientan las piezas metálicas que se quieren unir y para ello se utiliza una corriente eléctrica con una temperatura alta para crear fusión. Sin embargo, además de fundir las piezas, se realiza cierta presión para unirlas. Es un tipo de soldadura mediante resistencia con cierta dificultad, no obstante, es un tipo de soldadura mediante la cual se consigue un trabajo limpio, rápido y fuerte.

La soldadura por punto se realiza gracias a una máquina especial que tiene dos brazos con los que podemos ejercer la fuerza sobre el material que queremos fundir. A esta presión se le suma la presión de los electrodos que nos ayudan a fundir el metal.

Introducimos los metales que queremos unir entre los dos brazos de la máquina de soldar por punto y los electrodos pasan la corriente y la presión. Para unir los dos materiales se necesitan electrodos en los brazos de esta máquina y se realizan varios puntos de soldadura hasta unirlos. Sin un transformador la máquina de soldadura por punto no podría funcionar, ya que es necesario un voltaje mínimo que pase hacia los electrodos. La corriente que llega hacia la zona que queremos soldar suele ser de unos 500 amperios. Gracias a la soldadora por puntos podemos soldar metales de un espesor de hasta 3 mm. Los electrodos suelen estar hechos de cobre gracias a su durabilidad.

Puede parecer que, al soldar unos metales tan finos, la dificultad sea mínima, sin embargo, hace falta conocer bien el manejo de estas soldadoras para conseguir un trabajo de calidad. Hay que realizar la presión apropiada sobre los metales, por lo que, tener experiencia es fundamental para realizar una soldadura profesional.

A la hora de soldar por puntos hay muchos tipos de electrodos que podemos utilizar y escogeremos unos u otros según el trabajo que queramos realizar. Podemos utilizar hasta cuatro tipos de electrodos según el proyecto. Si vamos a aplicar mucha presión a la hora de soldar utilizaremos los electrodos de punta truncada. Si necesitamos unir dos esquinas o rincones podemos utilizar un electrodo excéntrico, ya que es ideal para piezas de un tamaño más pequeño. También hay un tipo de electrodos adecuados si queremos penetrar en la pieza. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas a la hora de realizar una soldadura en buenas condiciones, como por ejemplo que las placas de metal que queremos soldar deben estar limpias. Si hay una mínima existencia de óxido o residuos la resistencia a la hora de fundir será mucho mayor.cuales podemos trabajar a la hora de aplicar una temperatura alta.

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer Política de Cookies